Todo bajo control en clase con DO

¿Cuántos de vosotros os habéis preguntado alguna vez cómo puede una clase ser más productiva?

Evidentemente, cuando hablamos de educación, ya sea en el ámbito de ELE o en cualquiera de las materias que impartamos, debemos diferenciar o matizar el significado de productividad. No estaremos hablando del mismo tipo de productividad cuando esta se refiere a una empresa comercial o a un centro educativo.

En una empresa de carácter comercial, cuyo objetivo principal es obtener unos beneficios económicos mayores, la productividad se basa en ir reduciendo los costes, ya sean de tipo económico, de esfuerzo o de tiempo. Por ello, una empresa productiva sería aquella que en un reducido período de tiempo y/o esfuerzo consigue los resultados deseados. En este respecto, un buen empresario, invertiría capital, tiempo y esfuerzo en ir reduciendo esos costes para obtener mejores resultados. En el caso de la educación, existen similitudes con respecto a una empresa de carácter comercial, es decir, se pretende conseguir siempre mejores resultados. Sin embargo, existe una gran diferencia con respecto a una empresa de carácter comercial, y es que lo más importante en la educación no es conseguir un beneficio económico, sino más bien un beneficio personal o social. Partiendo de esta base, diríamos, que un modelo educativo productivo sería aquel que consigue esos objetivos personales de aprendizaje en un reducido período de tiempo. Por lo tanto, en el ámbito educativo jugamos con ventaja con respecto a las empresas comerciales, puesto que vemos a nuestros objetivos, a priori, como deseos realizables pero que no dependen de factores tan estrictos como la cuestión económica que pueden bloquearnos o no dejarnos avanzar en determinados momentos. El avance, en este caso el aprendizaje, por tanto, seguirá siempre una línea ascendente que será más o menos productivo, pero nunca en retroceso.

alarm-clock-590383_1280

El tiempo en educación es un fenómeno muy importante y a tener en cuenta. Sabemos de sobra que todo proceso de aprendizaje está proporcionalmente ligado a un período de tiempo concreto que difiere de estudiante a estudiante. Sin embargo, existen unos parámetros más o menos establecidos de equivalencia entre contenidos y tiempo. Uno de los mayores retos que tuvo el MCERL (Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas) fue establecer estos períodos de tiempo y enmarcarlos en los diversos niveles (A1 – C2), es decir, no nos requeriría el mismo tiempo llegar a consolidar un nivel básico de la lengua (A1) que un nivel intermedio-alto (B2). Por lo tanto, cuando un estudiante emprende la aventura de comenzar a aprender una lengua, adquirir el nivel A1 de esta va a llevarle menos tiempo que si continuara y decidiera llevar a cabo el nivel B2. Así pues, cada segundo cuenta.

En el aula ocurre lo mismo. Como docentes nos enfrentamos normalmente a un reducido espacio de tiempo, el cual tenemos que administrar meticulosamente. Pongamos por caso que disponemos de 55 minutos de clase con un grupo de unas 8 personas. Es inevitable que esos 55 minutos, sin darnos cuenta, se conviertan fácilmente en 50 minutos (entran los alumnos, se sientan, se preparan, recogen, etc.) Si a este factor le añadimos una falta de coordinación y/o organización entre los miembros y el profesor, el lapso que se pierde es mucho mayor.

¿Qué ocurriría si tuviéramos el control del tiempo en nuestra clase o en nuestro trabajo?

Si fuéramos capaces de administrar el tiempo adecuadamente, esos lapsos o pérdidas de tiempo de los que hablábamos podrían convertirse en momentos productivos de aprendizaje. No se trata, en ningún momento de convertir nuestro lugar de trabajo en una máquina estricta y rigurosa, mecánica y robótica, sino de controlar mejor nuestro tiempo y el de nuestros alumnos y/o compañeros y administrarlo adecuadamente. Existen en el mundo multitud de herramientas que nos permiten tener un control sobre nuestro tiempo y administrarlo adecuadamente. Es cierto que las agendas tradicionales continúan utilizándose hoy en día, puesto que son herramientas muy útiles que nos permiten organizarnos con facilidad. No obstante, cada vez más, aparecen otro tipo de herramientas mucho más completas que las agendas tradicionales. Las nuevas tecnologías nos dan la posibilidad de organizar nuestro tiempo desde diferentes dispositivos (smartphones, tabletas, ordenadores) lo que incrementa la disponibilidad y la interacción.

Una de las App más interesantes es DO. Esta herramienta es una agenda que funciona perfectamente para administrar nuestro tiempo y, a la vez, mantenernos en contacto con nuestros estudiantes y/o con nuestro equipo. Principalmente está pensada para el trabajo en equipo de tipo colaborativo, es decir, para aquellas empresas que necesitan estar constantemente en contacto y que deben planificar horarios, calendarios o reuniones entre todos. Sin embargo, se convierte en un herramienta muy útil si la trasladamos al ámbito educativo.

do

¿Qué ofrece DO?

Conectividad y colaboración

Dejando de lado la parte más básica de organizar eventos en un calendario y poder ir viendo minuto a minuto cuáles son las tareas que vamos a ir desarrollando durante nuestro día, nos permite ponernos en contacto con diferentes grupos de trabajo. Imaginemos por un momento que en nuestra clase de ELE hemos decidido desarrollar una actividad de presentaciones orales, en las cuales tendremos que presentar nuestros países al resto del grupo clase. Podríamos organizar en nuestro calendario un evento llamado: EXPOSICIONES ORALES. Una vez creado el evento en el calendario, podríamos enviárselo a cada uno de nuestros estudiantes y que ellos mismos fueran asignándose un horario específico dentro del evento. Asimismo podrían añadir todo tipo de información con respecto a su exposición.

Añadir archivos y documentos

Una vez dentro del evento tendríamos la opción de añadir documentos o archivos adjuntos para que todos los miembros del evento pudieran acceder a ellos. Así, en el momento de las hipotéticas exposiciones, cada uno de los participantes tendrían el material correspondiente a un solo click.

Diseño atractivo

Un diseño moderno y atractivo hace que esta aplicación sea muy agradable a la vista, además de ser muy intuitiva y de fácil utilización.

Posibilidad de citar a personas

Otra de sus características estrella es su funcionalidad de citación, es decir, en cualquier punto de un evento o actividad podríamos citar a una persona para que diera su punto de vista dentro de la aplicación. Imaginemos de nuevo nuestra tarea de exposiciones orales. Podríamos preguntarle mediante la app a uno de nuestros estudiantes cuál es su impresión al respecto de lo que ha dicho está diciendo su compañero. De este modo, estaríamos creando una interacción entre los participantes que haría que se sintieran más integrados en el grupo y más participativos con respecto al trabajo de sus compañeros.

Crear notas privadas y de grupo

Algo interesante que nos ofrece DO, es la posibilidad de incluir notas tanto privadas como compartidas con el grupo. Así pues, cada uno de los participantes en el evento podría ir remarcando sus impresiones o resumiendo el contenido para posteriormente compartirlo con los compañeros o simplemente para su propio uso.

Te avisa del tiempo que falta para concluir

Sin duda, la opción de TIMER es de las mejores en el esta aplicación. Si tenemos programado un evento que dura 2 horas, podemos acceder a un función de cronómetro que nos va calculando cuánto tiempo nos queda. Así, una vez más, tendríamos bajo control todo el tiempo del cual disponemos. En el mundo de ELE podría servir para controlar la intervención de todos los estudiantes y recibir un feedback con respecto al tiempo que tardan en realizar diversas tareas o el tiempo que son capaces de hablar frente a un público.

Avisos de próximos eventos

Por último, pero no menos importante, esta app nos avisa de eventos que están por llegar, para que nunca se nos olvide nada.

Os dejamos el vídeo de presentación para que veáis de primera mano en qué consiste exactamente la app.

Recordad: El tiempo es oro.

Anuncios
2 comentarios
  1. J&B Hidalgo dijo:

    Otra App muy parecida y multiplataforma es Wunderlist (Ahora propiedad de Microsoft) No voy a entrar si es mejor o peor, pero si que es más completa y compatible con prácticamente todo. También la diferencia entre cuenta gratuita (“freemium”) y la de pago (“premium”) es muy nimia y para el uso que describe esta entrada creo que más que suficiente.

    No conocía este blog, tenéis nuevo seguidor ;)

    Saludos

  2. Hola J&B Hidalgo. Ante todo, muchas gracias por pasarte por aquí y comentar. No conozco la app que nos recomiendas, pero la voy a buscar y le echaré un vistazo. Muchas gracias por tu aportación. Espero que el blog te guste y te vayas pasando por aquí de vez en cuando.
    Por supuesto, toda colaboración, opinión y demás, será bien recibida, así que no dudes en hacerlo. Un saludo y gracias de nuevo.

Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: